¡TODOS NECESITAMOS A UN “ZABUD” EN NUESTRAS VIDAS!

¡TODOS NECESITAMOS A UN “ZABUD” EN NUESTRAS VIDAS!

¡TODOS NECESITAMOS A UN “ZABUD” EN NUESTRAS VIDAS!

La mayoría de ustedes probablemente estén familiarizados con el Rey Salomón. Como rey, Él sabía que necesitaba ayuda para gobernar al pueblo. ¿Sabes quién es Zabud? Su nombre es apenas mencionado en la Biblia pero jugó un papel enormemente importante en la vida del Rey Salomón. Por qué habría Dios de darle a Zabud una parte tan importante en la vida de Salomón y sin embargo no sabemos en realidad casi nada acerca de él. Déjenme decirles lo que si sabemos de él.

Zabud fue una de las once personas que fueron oficiales en jefe de Salomón (1 Reyes 4:1-6). Zabud fue uno de los cuatro sacerdotes que sirvieron dentro del personal. De los cuatro sacerdotes, sólo Zabud tuvo el título de “consejero personal del rey.”

En 1 Reyes 3:5, el Señor se le apareció al Rey Salomón en un sueño y le dijo, “Pídeme lo que quieras.” Piensa en esto por un momento. Al Rey Salomón se le dio la oportunidad de “pedir cualquier cosa” que él quisiera. ¿Cuál hubiera sido tu respuesta? Salomón pidió a Dios que le diera discernimiento para gobernar a su pueblo y para distinguir entre el bien y el mal.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con Zabud? Bastante. Permítanme explicarles.

Salomón sabía que necesitaba un equipo de personas a su alrededor para llevar a cabo sus tareas como rey. Salomón fue lo suficientemente sabio como para comprender que necesitaba al menos una persona de confianza a su lado para ayudarlo a tomar decisiones sabias. Zabud era “esa persona.” Zabud sirvió a Salomón como un consejero personal. ¡Cuán maravilloso es esto!

¿Puedes imaginar las conversaciones que habrán tenido esos dos? Me pregunto de qué hablaban cuando se reunían a puerta cerrada. Salomón sabía que no podía gobernar solo. El fue lo bastante listo como para pedirle a Dios por sabiduría. El éxito de Salomón se debió en parte, creo yo, a que tenía a Zabud como un consejero personal. Salomón sabía que no era nada sabio gobernar el reino solo.

¿Tienes a un Zabud en tu vida? Si Dios te ha puesto en una posición de riqueza, honor o poder, ¿tienes un consejero personal? ¿Tienes a un “Zabud” entre tu personal? ¿Alguien con quién hablar acerca de decisiones importantes que te impactan a ti, a tus negocios o a tu familia? Si tu no tienes a alguien que te hable con respecto a asuntos importantes, mi pregunta para ti es la siguiente, ¿Por qué?”.

Mi oración es que puedas crecer y madurar dentro de la esfera de influencia en la que Dios te ha colocado. Ora y pídele a Dios que traiga a un Zabud a tu vida. Los beneficios que Salomón disfrutó al tener un consejero espiritual fueron enormes. Tan sólo piensa en los beneficios que podrías disfrutar al tener un consejero espiritual como lo tuvo Salomón.

John O’Shaughnessy

 

Comments are closed.

Categories